lunes 27 de junio de 2022
Cursos de periodismo

La gobernadora y el comisario en la noche de las narices frías

A fines del año pasado se viralizó el video de un policía que jalaba cocaína en un patrullero. Tal imagen habría inspirado con cierto retraso a la gobernadora María Eugenia Vidal en su mise-en scène del 19 de abril, cuando anunció la realización de controles sorpresivos para detectar el consumo de drogas en las filas de La Bonaerense. Tal examen alcanzará al jefe de la fuerza, comisario Pablo Bressi, y a todos los funcionarios del Ministerio de Seguridad, incluido su titular, Cristian Ritondo.

Éste, tieso como una estaca, flanqueaba a la mandataria junto al toxicólogo Carlos Damín, quien preside la fundación encargada de implementar el asunto, mientras ella lo fundamentaba con suma elocuencia: “Sabemos que el policía drogado no puede manejar un patrullero ni usar un arma y tampoco, perseguir al narcotráfico”.

Bressi seguía el desarrollo del evento desde una butaca del auditorio con una expresión ensimismada, casi ausente.

laizquierdadiario.com  (www.laizquierdadiario.com)