viernes 14 de diciembre

La gran fusión: los papers reservados que usó el Gobierno para favorecer a Clarín

La aprobación del Gobierno a la fusión Cablevisión-Telecom, dispuesta en diciembre mediante el ente gubernamental de comunicaciones (ENaCom, Resolución 5644/17), está floja de papeles. La cláusula que plantea a la fusionada exigencias de competencia (precio similar a la Ciudad de Buenos Aires, apertura de su red a competidores) donde supera el 80% de abonados a la banda ancha de conexión a Internet no sólo es extremadamente generosa con el interés del regulado (cuyos accionistas mayoritarios son los del Grupo Clarín), sino que, además, contradice los estándares nacionales e internacionales sobre el “poder significativo de mercado” y carece de fundamento técnico. El acceso al documento citado por el Gobierno para autorizar la fusión revela, asimismo, que no hubo estudio de impacto que respalde el antojo oficial.

La venia del ENaCom subestima la conmoción que tendrá el movimiento hiperconcentrador en las comunicaciones, con niveles inéditos de dominio de un mismo conglomerado en todos los mercados y actividades, tanto referidas a producción/edición de contenidos como a redes y transporte de datos. Ahora es la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC, dependiente de la Secretaría de Comercio del Ministerio de Producción) el órgano que tramita la fusión. Si bien la CNDC recibió en los dos últimos meses varias denuncias y reparos formales a las consecuencias que esta megafusión tendrá en el sector, de por sí altamente concentrado, son una incógnita la vocación y capacidad de sus directivos por hacer cumplir las normas de la competencia vigentes, lo que implicaría corregir el rumbo abiertamente dadivoso con Cablevisión-Telecom que inició el ENaCom.


¿Por qué es importante la demarcación del 80% de dominio de mercado instalada por el Gobierno para que Cablevisión-Telecom respete reglas pro competencia en el acceso minorista a Internet? Porque la fusionada estará exenta de pautas asimétricas excepto donde tiene posición fronteriza con el monopolio (80% o más) y, aparte, porque esa resolución la exime de cumplir condiciones pro competencia en otro servicio donde cuenta con poder significativo con evidencia empírica de que hace uso de él según tenga o no competidores: la tv cable.

Dejar un comentario