La gran incógnita, o por qué aún no tenemos claro por qué a mayor desarrollo social menos actividad sexual

Los análisis se acumulan. Aunque es vox populi que los japoneses están dejando de tener relaciones amorosas y sexuales, otros países también están observando un importante descenso en los últimos 30 años en las frecuencias sexuales, al menos en las declaradas por parte de su población. Está ocurriendo en Estados Unidos, Reino Unido, España, Suecia, Finlandia, Australia, Países Bajos…

Unos millennials más abstemios: se ha visto cómo por ejemplo el índice de actividad sexual entre los jóvenes estadounidenses en 1988 aparentaba ser un 22% más alto para los varones y un 14% más alto entre las mujeres. En Japón casi una de cada dos mujeres y uno de cada cuatro hombres entre 16 y 24 años dice ser virgen y no tener interés por practicar sexo. Los millennials de hoy dicen tener menos sexo que sus padres. Sin embargo, este declive de actividad sexual con respecto a épocas anteriores se ha presentado también entre las parejas casadas y la gente mayor.