La grieta: el Gobierno trae a «ilustres» internacionales para que den testimonio

«Unir a los argentinos» fue uno de los principales ejes de campaña de Mauricio Macri. Pero a diez meses de su asunción, pese a que el oficialismo y una importante porción de dirigentes de la oposición mantienen un fluido canal de diálogo, la grieta parece estar lejos de cerrarse y la sociedad todavía luce muy dividida entre quienes apoyan a Mauricio Macri o, aun comulgando con otros espacios políticos, quieren que le vaya bien; y un sector radicalizado identificado con el kirchnerismo.

En medio de ese debate abierto, en el Gobierno aseguran que no pierden la expectativa de acercar posiciones. Y para eso sumaron a la discusión a «referentes» internacionales que intervinieron en sociedades polarizadas y con situaciones de diversa conflictividad: desde Joshua Mitrotti Ventura, un politólogo colombiano que tuvo a su cargo el diseño del plan de reincorporación de ex combatientes de las FARC; pasando por Charles Villavicencio, un teólogo sudafricano que dirigió la Comisión la Comisión de la Verdad y la Reconciliación post Apartheid; y hasta Najeeb Michaeel, un fraile iraquí que escapó del ISIS y arriesgó su vida para salvar 800 documentos y manuscritos que databan del siglo XIII y formaban parte del patrimonio cultural de Qaraqosh.