15.7 C
Buenos Aires
jueves 23 de septiembre de 2021
Cursos de periodismo

La guardaespaldas del Presidente

Mucho más meritorio que haber estudiado en el Colegio Nacional de Buenos Aires es haber sido expulsado del Colegio Nacional de Buenos Aires; al menos, a los fines de incorporar la lógica de la arena política. En 1974, Vilma Ibarra tenía 14 años, cursaba segundo año en el turno tarde y era delegada estudiantil. Junto a sus compañeros, impulsó la histórica jornada de protesta contra la intervención de Oscar Ivannisevich y Alberto Ottalagano que convocó a más de mil quinientos estudiantes en el claustro central y terminó con la expulsión 24 alumnos de la UES y de la FEDE. Un grupo de padres -entre los que estaba el de Vilma, un abogado que había huído de la dictadura de Stroessner- presentó un amparo que llegó hasta la Corte Suprema. Finalmente, antes del fallo y por goteo, los estudiantes fueron reincorporados y Vilma volvió a cursar en los claustros verdes.

La rentrée de la actual Secretaria de Legal y Técnica a la política tras la victoria del Frente de Todos tuvo algo de aquel entusiasmo típico de las segundas oportunidades aunque asimilado con el pragmatismo y la perspectiva que dan tres décadas en la función pública.

Tras recibirse de abogada, trabajó ocho años en el Poder Judicial, en los fueros Civil y Penal y fue asesora de la Convención Constituyente. Conoció a Alberto en el 2000 en la Legislatura porteña: él ocupaba la banca por la lista de Cavallo y Béliz y ella integraba el bloque del Frente Grande de Chacho Álvarez. Al año, renunció tras ser electa senadora por la Alianza y presentó el primer proyecto para permitir la interrupción voluntaria del embarazo, la versión beta del proyecto en el que trabaja ahora, a la espera de que la agenda política haga viable su tratamiento en el Congreso. En 2007 asumió como diputada y se convirtió en la autora y protagonista del debate que llevó a la sanción de la Ley de Matrimonio Igualitario.

elcanciller.com  (elcanciller.com)