lunes 10 de diciembre

La guerra de las 40 horas laborales semanales: qué opinan quienes quieren reducirlas y aumentarlas

“Nadie ha cambiado el mundo trabajando 40 horas a la semana”. Tan pronto como pulsó “enviar” Elon Musk había provocado, un día más, un terremoto en Twitter y en los medios de comunicación. La frase es a día de hoy contracultural, casi antisistema: las grandes tendencias del futuro laboral indican que trabajaremos menos, no más, fruto de la automatización y del anhelo por una vida repleta de ocio. Y sin embargo, Musk opina lo contrario.

El tiempo óptimo. Según él, “cambiar el mundo” requiere al menos de 80 horas semanales, el doble de la jornada laboral estándar. Las ideas de Musk surgen de su propia experiencia: hizo de los talleres de Tesla su hogar durante el desarrollo de Model 3, una sobreexposición laboral que le pasó factura a nivel físico y psicológico. También casan a la perfección con la mentalidad emprendedora: para triunfar necesitas volcarte al máximo en tu trabajo.


Elon Musk es un hombre brillante que ha logrado crear proyectos revolucionarios dedicándoles la totalidad de su tiempo.

Dejar un comentario