La historia de «amor buitre» dentro del fondo que pone en jaque a la Argentina

El fondo buitre Aurelius Capital Management volvió a demandar este lunes a la Argentina. Esta vez es por US$83,7 millones que asegura que el país no le abonó. Es el mismo fondo que, junto a NML de Paul Singer, compraron deuda del país a muy bajo precio tras el default del 2001, luego rechazaron las negociaciones e iniciaron un litigio para obtener el pago de los títulos al valor original, lo cual consiguieron en 2016.

Pero además de su reputación de pocos escrúpulos, este fondo, también enfrenta polémicas puertas adentro. El año pasado, su fundador y director, Mark Brodsky, comunicó a sus clientes su intención de casarse con una de las directoras de la firma, Eleanor Chan. Tras el anuncio, algunos de los inversores retiraron su dinero y estiman que en total perdieron unos US$900 millones por esa razón.


Chan se unió a Aurelius como analista en 2005, un año después de graduarse en la universidad norteamericana de Yale, y fue creciendo dentro de la compañía hasta convertirse en directora general. En 2017 fue nombrada gerente de co-cartera con David Tiomkin, quien es parte de la firma desde hace más de una década. Ella es una de las cinco personas, incluidos Brodsky y Tiomkin, que toman decisiones de inversión en Aurelius.