28.3 C
Buenos Aires
viernes 27 de noviembre de 2020
Cursos de periodismo

La historia de la interna familiar que los Etchevehere ocultaron durante años y que llevó a una guerra por la herencia y las tierras

Los hijos de Leonor “Lala” Barbero Marcial de Etchevehere no saben cuántos años tiene su madre. Calculan que tiene más de 80 porque cuando se casó, en 1961, ya se había recibido de abogada, y para entonces tendría unos 24, pero nunca osaron preguntar: “Es demasiado coqueta como para decir su edad”.

En estos días, muchos le aconsejaron a la matriarca que se mostrara más, sobre todo después del video en que se la vio de jeans y botas, rodeada de chacareros, defendiendo la propiedad. “Los varones se tienen que mostrar menos y la que tiene que salir en los medios es la madre, para que se vean dos figuras femeninas y se diluya el conflicto de género”, sugirieron.

Pero Leonor siempre mantuvo un perfil bajo. Nunca, ni cuando vivía su marido, Luis Félix “Zahorí” Etchevehere, fue a eventos en La Rural ni es la típica señora tradicional que se casó con un hombre de campo. Los que la conocen dicen que detesta exponer la crisis de su familia en público. Por lo bajo, aun cuando su hija Dolores declaró ante las cámaras que “ser madre no te santifica”, Lala repite: “Sigue siendo mi sangre”.

infobae.com  (www.infobae.com)