La historia detrás de la denuncia de Vila por una frecuencia de 4G

El empresario Daniel Vila denunció en su propio canal de televisión abierta que el presidente Mauricio Macri lo apretó con una denuncia penal para que desistiera de una frecuencia de 4G para dársela al Grupo Clarín.

El conflicto por esa frecuencia se originó en 2015, cuando el gobierno de Cristina Fernández licitó esas franjas del espectro radioeléctrico y Supercanal Arlink, del grupo que comandan Vila y el ex ministro menemista José Luis Manzano, ganó el concurso.


Unos meses después, la Autoridad Federal de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones dejó sin efecto la adjudicación porque Arlink nunca pagó los 506 millones de dólares que había ofertado y, mediante una ley del Congreso se transfirió la frecuencia a la empresa estatal Arsat.

Vila judicializó esa decisión: señaló que el Banco Central no le había permitido ingresar los dólares que necesitaba provenientes de un Fondo de Inversión para levantar el concurso de acreedores de Supercanal y así solicitar financiamiento internacional para pagar el espectro de Arlink.