La historia tras la imagen de la primera mujer nominada al World Press Photo: “Me volví invisible”

El World Press Photo es el certamen de fotografía más importante del mundo. Toda imagen que consigue su máximo galardón se convierte en una ventana desde la que mirar a un instante decisivo para la sociedad, como el golpe de Estado de Tejero o la famosa niña de napalm durante la Guerra de Vietnam. Pero en esta 62ª edición, además, se alcanza otro hito: es la primera vez que nominan a una mujer en los dos años que llevan anunciando los finalistas antes de revelar al ganador. Aun así, a pesar de que antes se desconocía si había o no fotógrafas entre el último corte, desde la inauguración del concurso en 1955 solo cuatro autoras han conseguido la Foto del año.

La elegida ha sido la fotógrafa francesa y española Catalina Martin-Chico (1969), que decidió equiparse con su cámara y viajar hasta Colombia para retratar el baby boom surgido a raíz del acuerdo de paz firmado entre las FARC y el presidente Juan Manuel Santos en 2016. Se puso fin a una batalla que duró 53 años, y con ella a la prohibición de las guerrilleras para quedar embarazadas. Una vez alcanzada la paz, aparecieron los niños.


Martin-Chico, que estudió en el Centro Internacional de Fotografía de Nueva York y había estado documentando Oriente Medio durante ocho años, no lo dudó demasiado. ¿El resultado? Por el trabajo titulado Colombia, (Re)Nacer ha conseguido dos nominaciones en el World Press Photo: a Mejor foto del año y a mejor serie en la categoría de Temas contemporáneos. La experta ha publicado bajo cabeceras de gran prestigio, como Le Monde, Le Figaro, Der Spiegel o New York Times, pero reconoce que esto es diferente.