La impactante última foto que tomó una soldado de EE.UU. antes de morir en una explosión

Su misión era acompañar a los soldados para documentar diferentes operaciones militares en Afganistán.

Y lo hizo hasta el último segundo de su vida.


Hilda Clayton, de 22 años, que se desempeñaba como «especialista en información visual» o camarógrafa de combate, murió en julio de 2013 en la provincia afgana de Laghman, cuando un tubo de mortero explotó accidentalmente durante un ejercicio conjunto entre los ejércitos afganos y estadounidenses.

Instantes ante de fallecer, Clayton retrató a dos soldados envueltos por la explosión que la mataría también a ella.

La imagen (en la parte superior de la nota) fue publicada en la última edición de Military Review, la revista periodística mensual del Ejército estadounidense, que destacó el desempeño de la joven.