La impotencia frente a los incendios de sexta generación: «inextinguibles» y más devastadores que nunca

Más de siete millones de hectáreas han ardido durante los últimos meses en Australia. Son los incendios más destructivos de la historia del país. Unos que algunas investigaciones científicas ya habían previsto años atrás. Y que probablemente no queden en una excepción: en determinados rincones del mundo la intensidad y el volumen de los fuegos ha ido a más, fruto de cambios ambientales y humanos.

Son los «incendios de sexta generación». Y son más devastadores que nunca.