domingo 28 de noviembre de 2021
Cursos de periodismo

La incitación al caos de Travis Scott

A Travis Scott le gusta incitar el caos. Y a sus seguidores, los ragers ―algo así como los rabiadores―, les gusta que así sea. La energía desquiciada de los asistentes a sus conciertos es parte del sello del rapero de 30 años. Hasta ahora, ese desorden solo le había costado dos acusaciones por alentar tumultos en sus actuaciones, cargos de lo que se libró declarándose culpable y pagando sendas multas. Pero el pasado viernes, con Scott sobre el escenario del festival de música Astroworld, que él mismo fundó en su natal Houston, el desgobierno superó todos los límites: la noche acabó con ocho muertos, de entre 14 y 27 años, y decenas de heridos. La investigación criminal sobre cómo sucedió la tragedia apunta a la superestrella, que ya enfrenta más de una docena de demandas, según los medios locales.

Antes de que arrancara el concierto, el jefe de policía de Houston, Troy Finner, visitó a Scott en su tráiler para expresarle sus “preocupaciones con respecto a la seguridad pública” de esa noche, según reveló Finner este lunes en un tuit. Los conciertos del rapero suelen ser un desafío para las fuerzas de seguridad de Houston, por lo que se preparó un plan de 56 páginas. Estaba “basado en el diseño del sitio” y tenía en cuenta “numerosas experiencias pasadas [de problemas del rapero]”, según el escrito, al que tuvo acceso The New York Times. “El potencial de múltiples incidentes relacionados con el alcohol / drogas, las posibles necesidades de evacuación y la amenaza constante de una situación de que deje un alto número de víctimas se identifican como preocupaciones claves”.

elpais.com  (elpais.com)