8.5 C
Buenos Aires
sábado 19 de junio de 2021
Cursos de periodismo

La incomodidad del legado de Menem

La figura de Menem mete interferencias en algunos de los relatos que se impusieron en la última década. “La grieta” no sabe qué hacer con él. Fue un presidente peronista, pero se acomoda mal a la idea que los peronistas tienen hoy de sí mismos de haber sido siempre el partido de defensa de las clases bajas. Algunos lo solucionan fácil: fue una anomalía, un traidor.

Por su parte, la derecha actual, que es liberal y antiperonista, no se decide a repudiarlo del todo. Algunos incluyen a Menem en los “70 años de peronismo” ominosos que habrían arruinado el país. Pero eso requiere olvidar que encabezó un gobierno que cumplió el sueño de los liberales de entonces. Por ese hecho, algunos lo reivindican y trasladan la culpa de la crisis de 2001, en cambio, a los gobiernos posteriores.

La pertenencia de Menem al peronismo es indudable. Sólo fantasea lo contrario quien desprecia los hechos fácticos. Su ascenso político fue dentro del PJ y fue senador del PJ hasta su muerte. Toda una vida dentro del peronismo. Gobernó y tomó sus medidas más antipopulares contando con el apoyo del PJ, con poquísimas fisuras. El suyo fue un gobierno de derecha pro-empresarial y también peronista. A hacerse cargo.

eldiarioar.com  (www.eldiarioar.com)