martes 30 de noviembre de 2021
Cursos de periodismo

La increíble comparación de las armas de los gendarmes y de los narcos de la villa 1-11-14

Jorge Rodríguez, ex asesor del ministerio de Seguridad que conducía Nilda Garré, ratificó hoy en InfobaeTV su denuncia sobre la existencia de diez laboratorios de producción de clorhidrato de cocaína en la villa 1-11-14 del Bajo Flores. Rodríguez presentó durante su gestión 235 informes con datos muy precisos sobre la organización que conduce el peruano Marcos Antonio Estrada González. Y acusó a sus jefes y a la Justicia de «no hacer absolutamente nada». Sus reportes prueban, entre otras cosas, que los narcos están mejor equipados que los gendarmes apostados en los alrededores del asentamiento. Y que, al parecer, no están allí para combatir el tráfico de drogas, sino para tratar conflictos vecinales.

En su informe 198, en enero de 2013, Rodríguez analizó la política de seguridad de Río de Janeiro en las favelas. En un punto detalla el armamento usado por el Batallón de Operaciones Policiales Especiales. Tras una larga descripción, su conclusión es tajante: «No van a las favelas como nuestros gendarmes y prefectos munidos de escopetas 12/70 con munición de postas de goma».

Del otro lado, los narcos. En un reporte presentado el jueves a la prensa, Rodríguez recuerda una reunión con miembros del Ministerio de Seguridad de inteligencia en la que contó que en la villa 1-11-14 hay «300 ‘soldados’ peruanos armados con FAL, AK 42 y AK 47» y que en los pasillos, donde se infiltró durante años, vio «peruanos con Uzi y mini Uzi».

infobae.com  (www.infobae.com)