La inteligencia artificial imita y sustituye personas, pero solo en vídeo

Los titulares podrían no ser lo único falso en el futuro.

Potentes técnicas de aprendizaje automático (ver El secreto más oscuro de la inteligencia artificial: ¿por qué hace lo que hace?) facilitan cada vez más la manipulación y creación de vídeos y audios realistas, además de la capacidad de hacerse pasar por cualquier persona con una precisión increíble.


Una app de smartphone llamada FaceApp, lanzada recientemente por una empresa radicada en Rusia, puede modificar automáticamente la cara de alguien para añadir una sonrisa, sumar o restar años y cambiarle de sexo. La aplicación también puede producir «embellecedores» que eliminan las arrugas y, de forma más controvertida, aclaran el tono de piel.