La inteligencia artificial más inquietante y otros estudios de impacto en 2019

Después de las fake news, llegaron los deepfakes. Estos vídeos que sustituyen el rostro, los gestos y las palabras de otras personas son uno de los principales riesgos para la desinformación del futuro. Y durante 2019 se hicieron populares gracias, en parte, al trabajo de un laboratorio de inteligencia artificial de Samsung en Rusia. Este estudio, que muestra cómo hacen moverse y hablar a la Mona Lisa y a la joven de la perla de Vermeer, se ha convertido en el artículo científico de mayor difusión e impacto social del año.

No es el único trabajo que llama la atención sobre los recelos que despierta la inteligencia artificial entre los de mayor impacto del año, según el listado que elabora la herramienta de medición del impacto científico Altmetric. Los deepfakes de la Gioconda están en lo más alto de este listado y en quinto lugar estaba el estudio que daba a conocer una inquietante herramienta capaz de crear fotos de humanos que no existen, pero que parecen reales, gracias a la inteligencia artificial.