La inteligencia artificial promete mejorar los diagnósticos médicos

Cada año, millones de estadounidenses que van al doctor reciben un diagnóstico errado. Los médicos tratan de ser sistemáticos al identificar enfermedades, pero el sesgo termina por colarse. No contemplan todas las alternativas.

Ahora un grupo de investigadores en Estados Unidos y China ha probado un remedio potencial para todas esas fragilidades humanas: la inteligencia artificial.


En un artículo publicado el 11 de febrero en Nature Medicine, los científicos informaron que construyeron un sistema que diagnostica de forma automática padecimientos infantiles comunes, desde influenza hasta meningitis, mediante el análisis de los síntomas del paciente, su historial médico, resultados de laboratorio y otros datos clínicos.

Los investigadores aseguraron que el sistema demostró una gran precisión, por lo que en el futuro podría ayudar a los doctores a diagnosticar a pacientes que sufran enfermedades complejas o raras.

La base del sistema es una red neuronal, un tipo de inteligencia artificial que puede aprender tareas gracias al análisis de una inmensa cantidad de datos.