La irremediable desaparición de todo lo que se publicó en los primeros años de internet

En 2005 el estudiante Alex Tew tuvo una idea millonaria.

El joven de 20 años de edad estaba pensando en cómo pagar por sus estudios para obtener un título de negocios.


Estaba preocupado de que el sobregiro que tenía en su cuenta bancaria se multiplicara.

Así que escribió en un cuaderno: «Cómo convertirse en millonario».

Tan solo 20 minutos después se le ocurrió la respuesta: crear un sitio web llamado The Million Dollar Homepage.

El modelo del sitio era obscenamente simple. En él había un millón de píxeles de espacio publicitario, que estaban disponibles para comprar en bloques de US$100 a US$1 por píxel.

Una vez que los comprabas, eran tuyos para siempre.