domingo 29 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

La islamofobia como ideología: el partido xenófobo de Geert Wilders encabeza las encuestas en Holanda

Sol, veleros, bicicletas de colores y bastante miedo. Temor a que la plácida vida que los habitantes de Volendam han conocido hasta ahora deje de existir. A que sus hijos no encuentren trabajo, a que Bruselas decida por ellos y en su contra, a la indomable globalización y a que extranjeros musulmanes vengan a imponer sus costumbres. El catálogo de miedos de los vecinos de Volendam es además de variado, una traslación del esqueleto ideológico del PVV, el todopoderoso partido de Geert Wilders, que alimenta los miedos más recónditos de los holandeses y que les ha situado en guerra declarada contra el islam. Si hoy se celebrasen elecciones en Holanda, el PVV, gran referente de la ultraderecha europea, sería el partido más votado. Lo que ocurre en Volendam no dejaría de ser una curiosidad de no ser porque es una muestra fiel de los sentimientos que recorren y desagarran el país y parte de Europa.

Volendam tiene canales, queserías, zuecos de madera y japoneses que se fotografían en un estudio vestidos de holandeses. Tiene también una Praathuis, una encantadora casita de madera, dedicada explícitamente a la “conversación”, donde Cornelius y otros pescadores se juntan para charlar al pie del muelle. ¿Piensan votar al PVV? Unos cuantos asienten con la cabeza. “Queremos protestar, queremos que se enteren los políticos de La Haya de que estamos hartos de que nos ignoren”, dice Cornelius. La pesca ya no abunda como antes y competir con las gambas de Senegal es misión imposible. Ellos, con 12 años se iban a la mar. Ahora con 23, sus hijos buscan todavía trabajo. Luego está la pensión que no les alcanza y lo que cuesta ir al médico. Dicen que Wilders por lo menos ha venido a visitarles un par de veces a esta localidad de 35.000 personas. Los demás, ni eso.

internacional.elpais.com  (internacional.elpais.com)