viernes 2 de diciembre de 2022
Cursos de periodismo

La izquierda saca la cabeza en el pueblo de Bolsonaro: “Somos pocos, pero combativos”

Ivy Wiens se ha quedado sin panfletos. Repartió todos los que tenía antes de la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Brasil, y todavía está esperando más. “Aj, ¿a ti te quedan?”, le pregunta a Yassuo Yamane, de 72 años, que espera fuera de la casa. Él rebusca en el maletero del coche, aparta unos galones de gasolina y, menos mal, aparecen varias tiras de pegatinas con la cara de Luiz Inácio Lula da Silva. Listos. Wiens, una mujer de 42 años con el pelo corto y pintado de rojo, agarra una gran bandera de campaña colgada en la entrada, cierra la verja de madera y sale a la calle con ímpetu. A ver si consiguen convencer a algún bolsonarista antes de que empiece a llover.

Wiens y Yamane son la izquierda de Eldorado, el municipio donde se crió el presidente brasileño, el ultraderechista Jair Bolsonaro. La antigua casa familiar, una vivienda humilde con techo de teja, está a 10 metros de la de Wiens y desde que ganó la Presidencia hace cuatro años atrae a seguidores, periodistas, y curiosos. “Eldorado es un espejo del presidente: racista, homófoba y extremadamente conservadora”, comenta ella. En el municipio, de 15.000 habitantes y situado a unas tres horas en coche de São Paulo, hay una clara división. La cabecera es mayoritariamente blanca y de Bolsonaro. La zona rural que la rodea, negra y de Lula. La primera ha llevado la batuta desde siempre. Que se recuerde, nunca ha tenido alcalde de izquierdas.

En las últimas elecciones municipales, el PT le pidió a Wiens, que trabaja para una ONG medioambiental, si podía presentarse a vicealcaldesa. Faltaban tres días para la votación y no conseguían encontrar a nadie. Soltera y sin más familia en el municipio, ella se sacrificó por la causa. Quedó en último lugar. Yamane, que es de origen japonés y lleva una barba puntiaguda de discípulo de Confucio, es agricultor y presidente del PSOL local, un partido a la izquierda del PT. En Eldorado, la corriente anticapitalista es la dominante y tiene 14 militantes. “Somos pocos, pero todos muy combativos”, comenta.

elpais.com  (elpais.com)