La Justicia en la era Macri: las promesas incumplidas en los cuatro años de gobierno

Cuando en 2015 Mauricio Macri arrancó su campaña electoral recogió el reclamo social de una mejor justicia. En su discurso de asunción dijo: “En nuestro gobierno no habrá jueces macristas…A quienes quieran serlo les decimos claramente: no son bienvenidos si quieren pasar a ser instrumentos nuestros”.

A través del Programa “Justicia 2020”, a cargo del ministro de Justicia Germán Garavano, Cambiemos prometía trabajar para tener una “justicia independiente”. Los ejes eran acercar la justicia a la ciudadanía, la incorporación de la tecnología, la oralidad de los procesos judiciales y una reforma del Consejo de la Magistratura.


En sus dos últimos discursos de despedida, Macri destacó como un logro suyo que “ahora la justicia es más independiente”.

Estas mentiras fueron repetidas pública y mediáticamente como verdades durante los últimos cuatros años. Cambiemos usó la bandera de la “República” y las instituciones, pero hasta sus propias estadísticas lo desmienten. De acuerdo con un informe del Ministerio de Justicia de 2019, siete de cada diez argentinos (77%) cree que la justicia funciona mal. En 2018 el índice el resultado arrojó 71%.