lunes 8 de agosto de 2022
Cursos de periodismo

La Liga de las provincias, socia resignada y silenciosa de Batakis

La gravedad de la crisis es tal que ningún gobernador se animó a hacer reclamos cuando Silvina Batakis les dijo, sin demasiadas vueltas, que el país está en bancarrota. Aunque la ministra no habló sobre eventuales recortes en la obra pública – la mayor preocupación de las provincias-, los mandatarios que pasaron entre el lunes y el martes por el quinto piso del Ministerio de Economía salieron del edificio convencidos de que, tarde o temprano, llegará el ajuste y que no habrá margen para protestar.

“Hay mucha conciencia de que estamos en una situación desesperante y límite”, apunta un funcionario del Norte Grande que vislumbra tiempos cada vez más complejos. La crisis estará en el centro de la agenda que la Liga de las provincias abordará en la reunión que se celebrará el 27 de julio en Bariloche, donde los gobernadores buscarán fortalecer la idea de que son un actor protagónico al que el Gobierno debe tener en cuenta.

El panorama es oscuro. En los dos encuentros que mantuvo con ocho mandatarios, Batakis hizo un relato crudo sobre la situación de crisis que atraviesa el país. Sus interlocutores temieron que llegara acompañado por anuncios de recorte a la obra pública. No los hubo. Por el contrario, el lunes, Alberto Fernández y el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, anunciaron un plan de 120 obras estratégicas para el desarrollo. El Presidente reforzó la idea de continuidad este miércoles, cuando dijo que “ni la obra pública ni la vivienda se van a paralizar por nada”. En Salta, Gustavo Sáenz consiguió, incluso, una mejora que le sorprendió. La semana pasada, Jorge Ferraresi viajó para anunciar la construcción de mil viviendas, pero el gobernador pidió que fueran dos mil. El ministro lo consultó con la nueva titular de Hacienda, que dio el visto bueno.

letrap.com.ar  (letrap.com.ar)