viernes 2 de diciembre de 2022
Cursos de periodismo

La lucha por combatir la desinformación en español, y otros idiomas, mientras se acercan las elecciones en EE.UU.

Los rumores sin corroborar y las falsedades se propagaron ampliamente entre las comunidades de migrantes antes de las elecciones presidenciales de 2020. Según los investigadores, mientras se aproximan las elecciones de mitad de mandato este fenómeno ha vuelto a presentarse, pero con un giro insidioso: ahora las cuentas de redes sociales que propagan desinformación están dirigidas a audiencias en más idiomas, en más temas y en más plataformas digitales, con poca resistencia por parte de las empresas tecnológicas.

En semanas recientes, las publicaciones que exageran los efectos colaterales de la inflación se han dirigido a los estadounidenses de países latinoamericanos que han sido afectados por las decisiones económicas. Las teorías de la conspiración que se propagaron en agosto sobre un plan del Servicio de Rentas Internas y planes de un “ejército clandestino” ocasionaron que aumentaran las menciones en español de “Ejército IRS” junto con “IRS army”, el equivalente en inglés, según el grupo de investigación Zignal.

La desinformación que circula en chino en Twitter, YouTube y WeChat sobre los votos que se envían por correo, el currículum escolar y los crímenes de odio “tiene consecuencias peligrosas” para los votantes asiáticoestadounidenses, que constituyen una fuerza política cada vez mayor, según el grupo Asian Americans Advancing Justice.

nytimes.com  (www.nytimes.com)