La mafia japonesa sucumbe al espíritu olímpico

El espíritu olímpico que se apodera de los ciudadanos a medida que se acercan los juegos de Tokio 2020 alcanza también a la Yakuza, la mafia japonesa, que, en deferencia al evento deportivo, ha enviado por escrito a sus miembros la orden de “usar las armas de fuego con prudencia”.

El edicto, publicado en febrero, tiene tono institucional y lo firma la organización Kanto Shinbokukai, un sindicato del crimen que reúne a seis clanes que operan en la región de Kanto, dentro de la cual se encuentra Tokio.


Según el diario local Mainichi, la directriz quiere evitar tiroteos como los que en meses pasados han provocado redadas policiales en busca de armas de fuego en las sedes de los grupos mafiosos y que se suman a otros controles realizados por las autoridades previos a los Juegos Olímpicos y Paralímpicos del año próximo.