13.9 C
Buenos Aires
viernes 30 de julio de 2021
Cursos de periodismo

La mano de Cristina, los presos y un comisario político para Axel

Cristina Kirchner selló la suerte del primer echado del Gobierno. La vicepresidenta le bajó el pulgar a Alejandro Vanoli por sus fallas en la gestión y, sobre todo, porque había librado desde su arribo a la Anses una batalla sórdida con La Cámpora.

Si bien obtuvo su bendición para integrar el gabinete, Vanoli luego quiso tener vuelo propio y reportar a Alberto Fernández. En diciembre, una discusión por los cargos en el organismo con su segundo, Santiago Fraschina, alfil de Máximo Kirchner, terminó a los cachetazos.

Pero Vanoli no acompañó su audacia política con buen desempeño y despertó el malestar del Presidente. Para peor, aseguró su nombramiento como director en representación del Estado en la empresa Edenor, pero se “olvidó” de designar a un miembro de La Cámpora en el directorio de Telecom. Imperdonable.

elcanciller.com  (elcanciller.com)