lunes 28 de noviembre de 2022
Cursos de periodismo

La mano de Dios: secretos de la canción que no era para Maradona y cómo su manuscrito llegó a una subasta por un millón de dólares

Tenía destino de tacho de basura ese papelucho manoseado, escrito con lápiz, en imprenta. Sobrevivió a cuatro mudanzas, a 22 años y a varios terraplenes emocionales. Ahora cotiza acompañado de seis ceros.

Tomó forma el martes 29 de febrero de 2000, por la tarde, en Wilde, después de un bloqueo artístico. «Dios, dame una mano», pidió al cielo un músico a punto de abandonar su vocación, y minutos después salió la primera línea de una estrofa. «En una villa nació… fue deseo de Dios». La muñeca parecía moverse sola. 

La hoja de cuaderno Arte es ahora un objeto sagrado que algún lunático podría comprar a un precio base de un millón de dólares. El pulso detrás del «papiro maradoneano» es el de Alejandro Romero, ermitaño mediático, ex cuñado de Rodrigo Bueno, músico bonaerense, autor del hit La mano de Dios, el hombre que iba a subir a la camioneta de «El Potro» el 24 de junio de 2000, pero gambeteó a la parca.

Su manuscrito llegó a la plataforma argentina de criptoarte Kephi Gallery, que incluye más de 1.500 artistas en su galería virtual. En ella circulan los NFTs (Non Fungible Token, piezas irrepetibles, únicas, insustituibles). Un experimento que se echó a rodar.

clarin.com  (www.clarin.com)