lunes 26 de septiembre de 2022
Cursos de periodismo

La misa por Cristina, una experiencia poco religiosa

El kircherismo va, la oposición no. La Iglesia toma distancia y reza por su lado. CFK bendice, pero se autoexcluye. La génesis en los kuras. Alberto F, anotado.

Si hay algo que la Iglesia intenta cuidar es la misa, dado que es la esencia de la liturgia católica por tener a la eucaristía en el centro. Mayormente logra proteger ese rito de cualquier vinculación política y mundana. En la Argentina de la grieta, no siempre pasa. En octubre de 2018, durante la gestión de Mauricio Macri, una celebración en Luján por pan, paz y trabajo de los gremios combativos -con la presencia de Hugo Moyano y Pablo Moyano- presidida por el fallecido arzobispo Agustín Radrizzani terminó en polémica interna y externa a los claustros religiosos. Ahora, tras el intento de asesinato a Cristina Fernández de Kirchner, la convocatoria a una ceremonia religiosa en la basílica para dar gracias por la vida de la vicepresidenta también provocó chisporroteos eclesiástico partidarios.

letrap.com.ar  (www.letrap.com.ar)