martes 27 de septiembre de 2022
Cursos de periodismo

La misión casi imposible de medir el impacto de los videojuegos en el bienestar

Durante décadas, legisladores, investigadores, periodistas y padres se han preocupado pensando que los videojuegos son malos para nosotros: que fomentan comportamientos violentos o perjudican la salud mental. Estos temores se han extendido a las decisiones políticas que afectan a millones de personas. La Organización Mundial de la Salud (OMS) añadió el «trastorno por uso de videojuegos» a su Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE o ICD, por sus siglas en inglés) en 2019, mientras que China restringe que las personas menores de 18 años jueguen más de tres horas a la semana en su intento de evitar que los menores se vuelvan adictos.

Sin embargo, en los últimos años, un creciente grupo de investigaciones ha argumentado que los videojuegos son, de hecho, buenos para nosotros al mejorar la cognición, aliviar el estrés y reforzar las habilidades de comunicación.

Según un nuevo estudio, la realidad es que simplemente no tenemos un buen conocimiento sobre cómo los videojuegos afectan nuestro bienestar y si lo hacen.

technologyreview.es  (www.technologyreview.es)