La muerte acelerada de la democracia estadounidense

Las democracias solían colapsar de manera repentina, con tanques que avanzaban ruidosamente hacia el palacio presidencial. En el siglo XXI, empero, el proceso por lo general es más sutil.

El autoritarismo está avanzando por todo el mundo, pero su marcha tiende a ser relativamente lenta y gradual, de tal modo que es difícil señalar un solo momento y decir: “Este es el día en el que murió la democracia”. Solo nos levantamos un día y nos damos cuenta de que se ha ido.