La muerte de la radio (tal como la conocemos)

Una noticia paralizó el corazón de los amantes de la radio: Noruega será el primer país en apagar su señal de FM. En enero de 2017, la Frecuencia Modulada será jubilada y reemplazada por la Red de Retransmisión Digital de Audio (DAB), un sistema que promete mejor sonido y menor costo. ¿Qué tenemos que ver los argentinos? El efecto dominó se sentirá paulatinamente en otros países. Chau al aparatito portátil actual y al estéreo de los autos. Bienvenida otra experiencia sensorial que hasta incluye imagen de radio. En nuestro país la radio vía Internet ya no es novedad, pero ¿estamos a años luz de esa mutación? ¿El cambio tecnológico es inevitable como el de la TV digital? ¿Estamos preparados, técnica y psicológicamente? ¿La AM también se verá afectada? La muerte de la radio tal como la escuchamos hoy, acecha.

“Mucha gente no está escuchando radio a través de un aparato de radio. Por los pocos censos que hay, del 100% que escucha, casi el 70% lo hace por medios que no son una radio”, explica Mario Pergolini, el conductor que más conoce de metamorfosis digital y reinvención radiofónica. Al frente de Vorterix (92.1), analiza: “No sé cuánto va a tardar para nosotros, pero son cambios lógicos. Hoy en día, el aire se está viendo afectado, porque el espectro está realmente tapado: cada dos Megahertz, tenés una radio ocupando el espectro. El aire está bastardeado. El único lugar de transmisión pura es tu streaming de Internet”, juzga. “Mi pregunta es: ¿Por qué ofrecer solamente audio? La conducta del usuario es distinta ahora. Ya no hay un valor intrínseco de escuchar algo en vivo, sino On Demand. La gente puede escuchar cuando se le antoja. Como los oyentes piensan que alguien va a subir online el contenido que les interesa, el valor del vivo ya no es el mismo”.