La obesidad saludable no existe: por qué «estar gordo pero en forma» no es más que un mito

Lo de «sano en cualquier talla» no existe. Nuestro último estudio demuestra que si eres obeso, pero tienes un metabolismo sano (lo que algunos denominan como «estar gordo, pero en forma»), sigues teniendo un mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares en comparación con las personas con un metabolismo sano y un peso normal.

El debate entorno a la idea «gordo, pero sano» lleva discutiéndose más de una década y es importante desde un punto de vista de salud pública. Sería una solución para destinar más recursos para aquellas personas que están en alto riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares (como ataques al corazón, insuficiencia cardíaca y derrame cerebral) y habría que destinar menos recursos a aquellas personas que tienen poco riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular.