19.8 C
Buenos Aires
domingo 26 de septiembre de 2021
Cursos de periodismo

La oposición mexicana apoya a la ultraderecha española de Vox en su “cruzada contra el comunismo”

El líder de VOX, el ultraderechista Santiago Abascal, está de visita en México, donde ha tenido la oportunidad de reunirse en el Senado con políticos del PAN y del PRI, la oposición al actual Gobierno en el país. El viaje tiene como objetivo sumar adeptos a su causa entre las personalidades políticas y sociales a este lado del Atlántico. Es decir, añadir firmas a la Carta de Madrid, un manifiesto de la fundación Disenso, de la cual es presidente, en el que se plasma la ideología del grupo de ultraderecha español: “El avance del comunismo supone una seria amenaza para la prosperidad y el desarrollo de nuestras naciones”, dice el documento. Abascal parte de la idea de que la Iberosfera, como ha dado en llamar a la comunidad iberoamericana, “está secuestrada por regímenes totalitarios de inspiración comunista, apoyados por el narcotráfico y terceros países. Todos ellos, bajo el paraguas del régimen cubano, e iniciativas como el Foro de São Paulo y el Grupo de Puebla, que se infiltran en los centros de poder para imponer su agenda ideológica”.

El grupo de Puebla lo forman líderes de izquierdas de varios países, como Evo Morales, Alberto Fernández, José Mujica, Rafael Correa, Lula da Silva o el expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero, entre otros. Se trata de un foro político y de reflexión que “trabaja por el desarrollo integral de los pueblos latinoamericanos”, como ellos mismos se definen. La Carta de Madrid, para la que estos días busca apoyos Abascal en México, trataría de combatir esas ideas que él califica como un “yugo totalitario”. Es decir: “Un proyecto ideológico y criminal que está subyugando las libertades y derechos de las naciones, con el objetivo de introducirse en otros países y continentes para desestabilizar las democracias liberales y el Estado de Derecho”, según su particular visión de la geopolítica.

elpais.com  (elpais.com)