La oscura historia de Marcelo D’Alessio, el supuesto operador de Stornelli: cómo pasó del kirchnerismo al macrismo

Marcelo D’Alessio, el operador judicial acusado de exigir coimas a nombre del fiscal Carlos Stornelli, ostenta un curioso récord. Fue el cuasifuncionario público que más rápido dejó su cargo en la administración de Cambiemos. D’Alessio, un abogado que se presenta en los medios como experto en narcotráfico, fue designado en diciembre de 2015 como uno de los cinco directores de Enarsa, la empresa estatal de energía.

Sin embargo, D’Alessio pudo disfrutar poco de su regreso a Enarsa, compañía en la que desempeñó entre 2011 y 2013. Según pudo reconstruir PERFIL con ex directores de la compañía, siete días más tarde, Hugo Balboa, quien ejercía la presidencia de la empresa estatal y era hombre de extrema confianza del ex ministro Juan José Aranguren, lo despidió sin ningún tipo de preámbulo. Cuentan en los pasillos de la empresa que ni bien asumido Balboa recibió un correo electrónico anónimo que detallaba los pormenores del prontuario de D’Alessio cuando integró la nómina de Enarsa durante el gobierno de Cristina Kirchner.


El abogado penalista había llegado a Enarsa mucho antes de Cambiemos, en mayo de 2011 y de la mano de Ricardo Alfredo Cabrera, ex gerente financiero de la firma estatal. Cabrera, un abogado formoseño que hoy se desempeña como ministro del Tribunal Superior de Justicia de esa provincia, nada sabía de energía. Mucho menos del millonario negocio del Gas Natural Licuado (GNL) que Enarsa importaba para cubrir la faltante local de gas.