15.6 C
Buenos Aires
lunes 26 de octubre de 2020
Periodismo . com

La pandemia disparó la curva del streaming

En pleno auge, el mercado de las plataformas audiovisuales crece y muta aceleradamente al ritmo de la pandemia. Pero, ¿en qué dirección? ¿Hacia una atomización difícil de sostener en el tiempo? ¿En forma de un paradójico Aleph del streaming, es decir, de una plataforma que contenga todas plataformas? ¿O, como parece más probable, hacia una cartelización en favor de las empresas más poderosas?

Tras la aparición y consolidación de Netflix, la oferta de plataformas comenzó una expansión sostenida. El paisaje se parece cada vez menos a una ventanilla única que a una boletería de estadio con ofertas para distintos gustos y bolsillos. El excepcional contexto mundial no ha hecho más que acelerar los planes de las empresas: el usuario se convierte en el invitado a cenar y, al mismo tiempo, en el plato principal.

La oferta en nuestro país varía de acuerdo a los objetivos que persigue cada plataforma, su modelo de negocio y el tipo de contenidos que ofrece. Están las plataformas “cinéfilas” por abono mensual como Mubi o QubitTV; otras vinculadas a servicios de telefonía o televisión (MovistarPlay, Claro Video, TelecentroPlay, DirecTVGo, Cablevisión Flow, etcétera) que en algunos casos incluyen programación en vivo y eventos deportivos; y también las plataformas públicas y gratuitas que crecieron muchísimo durante la pandemia: Cine.Ar Play sumó 72.531 usuarios sólo en el mes de marzo (tiene 2.016.988 en total) y Cont.ar acumula 109.875 nuevos inscriptos desde el inicio de la cuarentena (1.150.000 en total).

tiempoar.com.ar  (www.tiempoar.com.ar)