17.8 C
Buenos Aires
lunes 26 de octubre de 2020
Periodismo . com

La paradoja del cepo: hay cuatro veces más dólares en billetes que reservas

La falta de dólares ha sido un problema casi endémico de la Argentina. La posibilidad de que nos salvemos con una cosecha, frase que se ha repetido como un rezo por décadas, no tiene que ver con el efecto multiplicador de la actividad del campo sino con su capacidad de generar las divisas que requiere la economía.

Los años pasaron, pero las necesidades siguen siendo las mismas, con una notable paradoja en el medio: hace más de sesenta años la balanza de pagos era sensible al clima, porque los dólares solo entraban si antes eran sembrados, cosechados y exportados. Hoy los dólares están, pero encerrados en cajas de seguridad o en cuentas bancarias. No es un detalle menor, porque las políticas que se adopten para aumentar las reservas tienen otro perfil si se valida este diagnóstico o no.

Para el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, el actual esquema de restricciones cambiarias tiene que sobrevivir al menos seis meses, a la espera de que llegue la cosecha gruesa. En términos macroeconómicos, la película que mira el BCRA es la siguiente: la Argentina tenía un flujo exportador de más de 80.000 millones en 2011, que al día de hoy se redujo 25%. Ese monto es casi equivalente a las importaciones, con lo cual en la teoría no queda saldo para afrontar los pagos de servicios financieros y toda la demanda de ahorro y gastos de los minoristas.

cronista.com  (www.cronista.com)