viernes 20 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

La pasión yanqui por los coches grandes amenaza sus objetivos energéticos

En 2011, el presidente Obama anunció un acuerdo firmado por 13 fabricantes de coches para que el consumo de combustible medio se redujera a 4,35 litros por cada 100 kilómetros para 2025. Ahora dos informes del Gobierno de Estados Unidos sugieren que el combustible barato y la pasión por las camionetas pueden dificultar que este objetivo.

Tanto el Departamento de Transporte como la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos han publicado borradores de informes que afirman que la promesa de Obama de 2011 parece actualmente inalcanzable. Las agencias sostienen que, debido a una combinación de precios de combustible cada vez más bajos y la creciente popularidad de las camionetas sobre los coches, si las cosas no cambian drásticamente, el consumo medio de combustible podría alcanzar, en el mejor de los casos, uno 4,73 litros por cada 100 kilómetros.

El programa Estándar Corporativo para el Ahorro de Combustible del país, cuyas reglas fueron modificadas en 2012, fijaron un objetivo de 6,6 litros por cada 100 kilómetros o como el consumo de combustible medio de los vehículos de 2017 y una media de 4,35 litros por cada 100 kilómetros para 2025. Mientras que el objetivo anterior parece estar encauzado para cumplirse, la cifra de 2025 parece menos probable ya que las previsiones se basaron en la suposición de que la demanda de camionetas decaería. Pero en realidad, los bajos precios del combustible parecen haber estado aumentando la demanda de camionetas ligeras y todoterrenos, una tendencia que se ha mantenido constante desde el año pasado.

technologyreview.es  (www.technologyreview.es)