12.9 C
Buenos Aires
lunes 2 de agosto de 2021
Cursos de periodismo

La peligrosa pulseada con los anticuarentena

Muchos creen que las medidas del Gobierno nacional para controlar la pandemia buscaron coartar libertades por “autoritarismo”, “por las dudas” o “porque se les dio la gana” y no porque decidió utilizar la herramienta que demostró ser la más eficaz para reducir el embate del Covid-19 mientras no existan vacunas ni tratamientos efectivos: el aislamiento social.

Quienes utilizaron todos los medios posibles para reclamar el fin de la cuarentena y “abrir la economía” no tuvieron el coraje de decir que la medida iba a tener su correlato en pérdida de vidas humanas.

Es evidente que esta oposición mediática reclamó terminar con estas medidas por clientelismo político y/o reacciones viscerales antes que por motivos científicos. Oposición que será la primera en acusar al Gobierno por el recrudecimiento de las muertes causadas por el levantamiento atropellado del aislamiento. Ya los estamos viendo cuando ellos mismos ahora protestan porque “el Gobierno cedió en el peor momento”. Finalmente, los funcionarios decidieron “escalonar” la cuarentena pese al riesgo de saturación de camas de terapia intensiva. ¿De quién es la culpa? ¿Del Gobierno? ¿De los grupos de presión? ¿De “la gente”?

Tengo una queja: si bien el viernes pasado el presidente Alberto Fernández “apeló a la responsabilidad de los argentinos ante el coronavirus”, no puso excesivo énfasis en que si no somos responsables estaremos bien jodidos ni blanqueó que el “comienzo del fin” del aislamiento obedecía a esta irresponsable presión social.

factorelblog.com  (factorelblog.com)