23.6 C
Buenos Aires
viernes 16 de abril de 2021
Cursos de periodismo

La peor catástrofe de seguridad en la historia de la inteligencia estadounidense

En abril, Jake Williams despertó en un hotel de Orlando, Florida, donde estaba a cargo de una sesión de capacitación. Al momento de revisar Twitter, Williams, un experto en ciberseguridad, quedó consternado al descubrir que lo habían involucrado en una de las peores debacles de seguridad que haya sufrido la inteligencia estadounidense en su historia.

Williams había escrito en el blog de su empresa acerca de The Shadow Brokers, un misterioso grupo que de alguna manera había obtenido muchas herramientas de hackeo que utilizaba Estados Unidos para espiar a otros países. Ese día, la agrupación había respondido con una diatriba en Twitter. Williams era identificado —de manera correcta— como un exintegrante del grupo de hackers de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por su sigla en inglés), Tailored Access Operations (Operaciones de Acceso a la Medida) o TAO, un trabajo del que él no había hablado en público. Después The Shadow Brokers lo dejó atónito porque divulgó detalles técnicos que dejaban claro que el grupo tenía conocimiento de operaciones de hackeo altamente clasificadas que él había dirigido.

La agencia de inteligencia más grande y hermética de Estados Unidos había sido infiltrada a profundidad.

“Tenían conocimiento operativo que no tenía ni la mayoría de mis colegas en las TAO”, reconoció Williams, quien ahora trabaja en Rendition Infosec, la firma de ciberseguridad que fundó. “Sentí que me habían golpeado en el estómago. Quien había escrito eso era un infiltrado con mucho acceso o alguien que había robado una gran cantidad de información operativa”.

nytimes.com  (www.nytimes.com)