La pobreza se reduciría a la mitad si todos terminaran la secundaria

Un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) indica que la pobreza en el mundo podría reducirse a la mitad si todos los adultos finalizaran sus estudios secundarios. El Instituto de Estadísticas alerta que esta situación representa a cerca de 420 millones de personas.

El documento, titulado Reducir la pobreza mundial a través de la educación primaria y secundaria universal, demuestra “la importancia de reconocer que la educación es clave para acabar con la pobreza en todas sus formas y en todas las latitudes”.


La organización advirtió que hay “tasas persistentemente altas de personas no escolarizadas en muchos países”: en total, 264 millones de niños, adolescentes y jóvenes no asistieron a la escuela en 2015, según los últimos datos. “Si se mantienen las tendencias actuales, de los 61 millones de niños en edad de asistir a la primaria que actualmente no lo hacen, 17 millones nunca acudirán a un aula. Es nueve veces más probable que los niños en edad escolar en los países más pobres estén fuera de la escuela que sus pares en los países más ricos”, concluye el estudio.

África Subsahariana todavía es la región con las tasas más elevadas de personas no escolarizadas en todos los grupos etarios: más de la mitad (57%) de todos los jóvenes de entre 15 y 17 años no asisten a instituciones educativas, así como más de un tercio (36%) de los adolescentes de entre 12 y 14 años y más de una quinta parte (21%) de los niños de entre 6 y 11 años.