martes 28 de junio de 2022
Cursos de periodismo

La policía holandesa presenta un vídeo «deepfake» para intentar resolver el asesinato de un chico de 13 años

Los deepfake son montajes de vídeo hiperrealistas creados por medio de la inteligencia artificial. Cada vez más perfeccionados, la policía holandesa ha usado dicha técnica para intentar resolver el asesinato de un adolescente, Sedar Soares, que murió a tiros en 2003 mientras lanzaba bolas de nieve con sus amigos en Róterdam. El caso sigue abierto, y los agentes, con permiso de la familia, han presentado ahora una filmación donde el propio chico aparece en escena como si estuviese vivo. En el vídeo, mientras él camina mirando al espectador, su hermana Janet pide ayuda: “Alguien debe saber quién mató a mi querido hermanito”. Los investigadores policiales califican el trabajo de primicia mundial en este tipo de pesquisas y hay una recompensa de 40.000 euros por la pista que les permita averiguar quién lo hizo.

En el vídeo, el fallecido Sedar resucita virtualmente durante 1,32 minutos y saluda enfundado en un chándal azul marino y con un balón desde un campo de fútbol, su deporte favorito. Sin dejar de mirar al espectador, desfila por un pasillo de honor, formado por su familia, amigos, compañeros de clase y profesores de la escuela a la que asistía, hasta quedar en primer plano. A lo largo del recorrido, Janet Soares explica cómo murió el chico y pide la colaboración de todos. Cuando Sedar se para y deja la pelota en el suelo, dice: “¿Sabes algo? Habla ahora”. La hermana que ha ejercido de narradora subraya: “Nunca podremos recuperarle, pero ojalá que esto aporte algunas respuestas”. La escena transcurre de noche en un estadio iluminado y el vídeo figura en la página de web de la policía holandesa y también en Youtube.

elpais.com  (elpais.com)