La posibilidad de reproducir humanos a partir de células cutáneas alarma a muchos expertos

Casi 40 años después de que el mundo se sacudió por el nacimiento del primer bebé de probeta, una nueva revolución en la tecnología reproductiva se aprecia en el horizonte… y promete ser mucho más controvertida de lo que jamás fue la fecundación in vitro.

El proceso, llamado gametogénesis in vitro, o GIV, hasta ahora solo se ha empleado en ratones. Sin embargo, los biólogos expertos en células madre dicen que es solo cuestión de tiempo para que pueda usarse en la reproducción humana, lo cual abriría un mundo de posibilidades muy inquietantes.


Con la GIV, dos hombres podrían tener un hijo relacionado biológicamente con ambos, mediante el uso de células cutáneas de uno de ellos para producir un óvulo que se fecundaría con esperma del otro. Las mujeres con problemas de fertilidad podrían obtener óvulos hechos a partir de sus células cutáneas, en lugar de pasar por el largo y costoso proceso de estimular sus ovarios para recuperar sus óvulos.