«La radicalización de Corbyn es lo que explica el gran progreso electoral del Partido Laborista»

M.H.: El 5 de junio pasado falleció Francoise Houtart a los 92 años en la ciudad de Quito. Sé que entre otras cosas fue colaborador de La Jornada, diario en el que usted escribe también. Me gustaría que hiciera una breve semblanza de Francoise Houtart.

G.A.: De muy joven, siendo seminarista, participó en la resistencia belga contra la ocupación nazi. Posteriormente evolucionó hacia la izquierda y estuvo en el trotskismo belga, en el socialismo de izquierda belga como sacerdote. Era un hombre que unía sus sentimientos cristianos sinceros, con una voluntad socialista y revolucionaria. Con él participamos en México del Tribunal Benito Juárez, un tribunal de honor para juzgar el bloqueo de EE. UU. a Cuba, así que me recuerdo particularmente ese período con él.


También he participado en otras ocasiones y de otras cosas porque éramos amigos, nos veíamos tanto en Europa como en América Latina, en Buenos Aires o en México. Era un estudioso de los movimientos sociales y el problema de la deuda en América Latina y un crítico de los gobiernos llamados progresistas a los que veía como una variante del capitalismo con políticas neoliberales y criticaba por la izquierda. Era un hombre de ideas, sobre todo en el plano de la economía estaba muy formado y como buen profesor de la Universidad de Lovaina que es un centro cultural católico muy avanzado donde se formó Camilo Torres, era un hombre culto, daba gusto conversar con él. Yo lo recuerdo con respeto y con amistad.