22.9 C
Buenos Aires
martes 20 de abril de 2021
Cursos de periodismo

La realidad virtual se pone caliente

Ela Darling, una actriz pornográfica de 31 años, grabó su primera escena sexual de realidad virtual (RV) a principios de 2014. Estaba en un dormitorio de la Universidad de Maryland vestida con un traje de baño de R2-D2 y largas medias deportivas. Se sentó en una litera, al lado de un escritorio de madera, y le habló a la cámara como si fuera una persona real. No hubo mayor narrativa ni otros actores.

“Era una escena individual de masturbación”, dijo. “Me mostré tímida y coqueta, y después un poco traviesa. Me sentí muy sexy”.

Darling ha participado en películas pornográficas desde que tenía 22 años y se toma muy en serio su trabajo. Tiene la responsabilidad de lograr que la audiencia se conecte con ella, tanto física como emocionalmente. Ha participado en todo tipo de escenas desde los fetiches del sadomasoquismo, pasando por la electroestimulación erótica (“electrosex”) con otra mujer hasta vestirse como una agente de bienes raíces. Sin embargo, sin importar lo que hacía para seducir y enganchar, los resultados siempre estaban vinculados al voyerismo, pues siempre había una pantalla que la separaba de sus fanáticos.

nytimes.com  (www.nytimes.com)