lunes 23 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

La receta del Instituto Patria para bajar la inflación en los alimentos (y no perder las elecciones)

El Instituto Patria, cuya presidenta honoraria es Cristina Fernández de Kirchner, terminó esta semana un informe llamado “Precio de los Alimentos e Intervención Directa del Estado Nacional. Análisis y recomendaciones preliminares”, que contiene una receta para resolver la inflación de la comida antes de las elecciones presidenciales de 2023, en tiempos en que Alberto Fernández plantea su guerra contra las subas. El informe desestima la idea de una empresa nacional de alimentos, que propuso el director nacional de Políticas Integradoras, Rafael Klejzer, del Movimiento Popular La Dignidad, por considerar que se trata de un proyecto poco efectivo y muy costoso. El reporte sorprende al admitir que el déficit fiscal y la emisión monetaria contribuyen a la inflación y concluye que su reducción debe complementarse con la aplicación de las leyes de abastecimiento, de defensa de la competencia y de góndolas -por ahora incumplida-, las retenciones y los fideicomisos, pero también con ayuda a pequeños productores de alimentos y expansión de mercados barriales.

El reporte, coordinado por José María Fumagalli, que comanda la Comisión de Desarrollo Productivo del Patria después de dirigir durante 23 años la Cámara de la Industria Química, comienza reconociendo que “a las múltiples causas que dan origen al proceso inflacionario para el conjunto de los bienes transables (déficit fiscal, emisión monetaria, cotización del dólar, expectativas económicas, entre las principales), en el caso de los alimentos se agregan otras causas específicas que interactúan entre sí reforzando la inflación”. “La primera es la existencia de mercados internacionales de futuro para todos y cada uno de los commodities de origen agropecuario; la segunda es la estructura monopólica que caracteriza tanto a los exportadores de esos commodities, como a los productores de alimentos. Esa interacción tiene como principal resultado que los precios que se aplican en el mercado doméstico no sólo están ligados a los precios de exportación, sino que además suben ante expectativas de aumento de los precios internacionales y, acción monopólica mediante, nunca reflejan las reducciones que periódicamente se producen en el mercado mundial. A estas dos primeras se agregan otras, también realidades específicas de algunos alimentos: tal el caso de la estacionalidad que caracteriza a frutas y hortalizas, producto del desajuste entre las variaciones entre oferta y demanda en algunas ocasiones. Otro motivo adicional son los imprevistos climáticos, tales como sequías e inundaciones”, continúa analizando el Patria las causas. Entre los autores figuran también Vilma Cabrera, José Luis García Palazón, Julio Rojas, Sandra Nicolás, Juan Luis Vendrell Alda, Milagros Barbieri, Lucas Antonietti, Angelina Antico Zalazar, Lucas Gallo Mendoza, Marcelo Seijas, Raúl Sánchez, Marcelo Yaquet, Ignacio Pasmanter, Guillermo Urdínez y Braian Gómez.

eldiarioar.com  (www.eldiarioar.com)