La revancha del cuento: Sergio Olguín, Pedro Mairal y una tradición argentina

Después de publicar exitosas novelas como La uruguaya, por un lado, y la saga policial protagonizada por la periodista Verónica Rosenthal, por el otro, Pedro Mairal y Sergio Olguín volvieron al cuento. Los últimos libros de ambos autores reúnen una serie de relatos escritos en distintas épocas que tienen en común una mirada, en algunos casos irónica, sobre el género masculino. Breves amores eternos (Emecé), de Mairal, y Los hombres son todos iguales (Tusquets), de Olguín, cuentan el lado B de vínculos no siempre felices, con lenguaje coloquial y un sentido del humor que consigue la empatía del lector aun en las situaciones más trágicas y absurdas.

Los cuentos de Mairal continúan el registro de Pornosonetos, que el autor de Una noche con Sabrina Love había publicado en distintos momentos con el seudónimo de Ramón Paz y que Emecé editó en 2018 en un solo volumen. En Breves amores eternos, ofrece dos libros en uno: en las primeras 115 páginas aparecen las historias más recientes, y en la segunda parte, doce relatos de otras épocas agrupados con el título del primer cuento, «Hoy temprano». En la mayoría, el sexo es protagonista o, como dice Mairal, «no es el sexo en sí mismo, sino la exploración de todo lo que puede suceder, por ejemplo, cuando dos personas se encienden, pero cada uno está pensando en otro u otra».