La Rosada puso en marcha una gran maquinaria de viralización

Hace dos semanas el celular de Francisco Cúneo, el capitán de un equipo de rugby de Rosario, recibió un mensaje de audio de un teléfono que no tenía agendado. En la imagen de Whatsapp había una foto del Presidente. “Hola Francisco, soy Mauricio Macri, quiero felicitarte a vos y a través tuyo a todo el equipo de Old Resian por haberse consagrado campeones del Torneo Regional del Litoral, un logro histórico, merecido, siempre demostrando y apoyando el trabajo en equipo de todos los días. Un abrazo grande para todo el equipo y todos los hinchas”. El club había sido campeón apenas un par de días atrás y el mensaje se viralizó por la ciudad y hasta llegó a medios de comunicación locales.

No fue un hecho aislado: se trata de un megadespliegue comunicacional para “intervenir en las conversaciones” sociales que se dan a todo nivel, desde redes sociales al bar de un pueblo, pasando por los chats de grupos de amigos. Todo para llegar con “el mensaje del cambio”.


Según revelan en el comando de campaña de Juntos por el Cambio, Macri ya envió más de mil mensajes entre audios de Whatsapp personalizados (en su mayoría), videos y mensajes de texto. Aunque no pueden medir el impacto total, creen que es la mejor forma de alcanzar a todo tipo de electores de todo el país y un equipo de más de cincuenta personas trabaja full time con ello en la sede partidaria de Balcarce.