La separación de los padres afecta a la salud de los hijos cuando son adultos

La separación de los padres tiene consecuencias en la salud de los hijos que se prolongan hasta la edad adulta, ha descubierto un estudio.

Los autores de este estudio, publicado en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos (PNAS), reunieron a 201 adultos sanos, los pusieron en cuarentena y los expusieron a un virus de un resfriado común. Estuvieron bajo observación durante cinco días.


Descubrieron que los adultos cuyos padres se habían divorciado, o sencillamente separado, y habían dejado de tener contacto con alguno de sus progenitores durante años, triplicaban el riesgo de enfermarse respecto a los hijos de los matrimonios que, aunque también se habían divorciado, habían mantenido el contacto con sus padres.

El estudio demuestra también que los adultos cuyos padres se habían separado, pero que habían mantenido el contacto con sus progenitores, no tenían más riesgo de caer enfermos que aquellos cuyos padres no se habían separado.