La «situación insostenible» que ha hecho que los gigantes tecnológicos estén invirtiendo miles de millones en construir nuevas viviendas

El profesor de historia Leon Sultan se crió en un San Francisco que las familias de clase trabajadora recuerdan como su hogar. Ese lugar, en su mayor parte, ha desaparecido.

La ciudad es ahora el centro de la próspera industria tecnológica de Estados Unidos y registra uno de los costos de vivienda más altos de todo el país.


Tener en propiedad una vivienda es cada vez más difícil: a la falta de casas se une el aumento de las fortunas recién acuñadas.

Sultan vive actualmente en un apartamento de una habitación bajo un esquema de renta estabilizada.

Lo comparte con su esposa, que también trabaja en educación, y su hijo de cuatro años.