La startup más polémica de Silicon Valley ahora se dedica a enviar drones destructores a zonas de conflicto

Anduril, la startup de defensa militar fundada por una de las figuras más polémicas de la industria tecnológica, ha revelado su nuevo dron destructor.

Anduril fue fundada por Palmer Luckey, que también creo Oculus, adquirida por Facebook en una operación millonaria. La startup se ha dedicado desde sus inicios a la tecnología militar y el dron que acaba de presentar revela que la compañía está empezando a tomar el peligroso camino de las armas autónomas.


En una demostración a Bloomberg, la startup ha explicado lo que puede hacer el dron, que básicamente consiste en identificar y enfrentarse a otros drones de combate y destruirlos.